Ángela Tapia Fariña

Me vine a vivir a España en 2019, sin imaginar que dejaría a un Chile que cambiaría por completo ese mismo año. En la lejanía sufrí, como muchos chilenos que están afuera, la angustia de ver a la gente oprimida, herida. Luego vino la pandemia con toda su incertidumbre. En este contexto retomé el collage, una práctica que hace años realicé de forma análoga y como hobbie, pero que hoy hago de manera digital y como desahogo, sin mayores aspiraciones que buscar una especie de terapia.

Junto con admirar profundamente los trabajos en collage del dadaísmo y de mujeres como Martha Rosler, lo que más que gusta de esta técnica es su práctica en sí misma: la apropiación de imágenes para darle un nuevo significado, transformándolo en una vía de comunicación personal, en un escape que surge a través de los relatos que otros transmitieron en el pasado.

© 2020 Antología - Centro de Estudios del Collage.

Todos los derechos reservados pertenecen al autor. Cualquier reproducción de la obra sin autorización está prohibida. Si quieres hacer uso de estas imágenes debes contactarte directamente con el autor.